Espectáculos

Estrena “Marilú y el Hospital de muñecos” en el Teatro Real

 Estrena “Marilú y el Hospital de muñecos” en el Teatro Real Tal como nos tiene acostumbrados, año tras año, Marina Abulafia renueva la apuesta y presenta nuevas propuestas para el público infantil.
En esta oportunidad, el estreno será "Marilú y el hospital de muñecos”, de Ana Yunkelson, el 5 y 6 de mayo, a las 17 hs. en el Teatro Real. Esta obra representa el reencuentro de dos importantes artistas de la talla de Marina Abulafia en la dirección y Ana Yunquelson en la dramaturgia.
Conversamos con Marina Abulafia respecto al estreno:

¿Qué narra la historia de Marilú?
La historia comienza cuando Nancy regala su muñeca Marilú Especial a un Globero que pasa por su casa porque piensa que es fea y vieja. Como el Globero no la puede cuidar, la deja. Y finalmente llega a manos de Valeria, que la considera un regalo del cielo y la lleva al Hospital de Muñecos del Dr. Betancurt para su composición. Nancy, luego del tremendo reto de su mamá, quien le pide que la recupere, ve a Valeria con su muñeca en la calle. Reclama por ella y entonces la pregunta es: ¿A quién pertenecen las cosas?

¿Cuál fue la apuesta de este año?
Este año nuestra apuesta fue investigar la transformación escenográfica para poder reflejar la realidad que el niño vive. Nos costó mucho trabajo, pero Gabriel Coba y Eric Venzon (del grupo Muttis) lograron un trabajo muy interesante.
Además, respecto a la estética de la actuación, la apuesta fue realizar una búsqueda desde Bertold Brecht, para lograr el distanciamiento y provocar una reflexión social. Porque en este caso, el mensaje lo debe resolver el público, que debe tomar partido. En cierta forma el espectador se ve obligado a modificar su actitud ante ciertas situaciones cotidianas.

¿Qué expectativas tienen?
Esta vez no utilizamos un cuento clásico, por lo cual esta nueva propuesta nos genera también a nosotros muchas más expectativas.
Nosotros siempre innovamos, buscamos aggiornar la historia a la realidad del niño, que vive asediado permanentemente por miles de estímulos. Queremos, desde el teatro, proponerle al niño una mirada distinta de su entorno.
Entonces, nunca sabemos que va a pasar del otro lado ¿no?
La herramienta social que tiene el teatro, nunca estuvo mejor utilizada que en esta obra, ya que el campo de conflicto se generará en el público, allí se instalará la duda.

¿Considerás que la obra tiene un mensaje especial?
Si. En la obra abordamos el tema de lo desechable, lo descartable instalado tan fuertemente en la niñez. Hoy los chicos rechazan lo que se rompió, ya no lo quieren más, no buscan la posibilidad de arreglo o de transformación de ese juguete dañado.
Y nuestro mensaje se centra en la importancia de revalorar la historia, los muñecos, la clínica de muñecos, la magia del lugar, el encanto del orfebre, la revaporización del oficio, de lo antiguo, lo pasado y la recuperación de los juguetes que han sido y son significativos para nosotros.

Si tuvieras que definir la obra en sentimientos, ¿cuáles serían?
El olor a infancia, el recuerdo, el juego en la vereda, las canciones populares, los sentimientos hacia esos muñecos que alguna vez fueron lo más importante en nuestras vidas, y que desde algún rincón hoy nos siguen esperando.


Volver

Compartí esta página

Revista Pasitos , la revista para crecer en familia Estudio Chento ESTUDIO CHENTO